¿DEJARÁ DE UTILIZARSE EL EFECTIVO EN UN FUTURO PRÓXIMO?

La tendencia observada en todo el mundo muestra que la demanda de efectivo sigue creciendo.
Desde la introducción del euro en 2002, el número de billetes en circulación en la zona del euro se ha triplicado y actualmente es de 21.000 millones. El valor de los billetes en circulación crece a un ritmo de en torno al 4 % anual y ha alcanzado una cifra próxima a 1,2 billones de euros. Puede
consultarse más información sobre datos de circulación de billetes en nuestro sitio web.
www.ecb.europa.eu/stats/policy_and_exchange_rates/banknotes+coins/circulation/html/index.en.html

 

¿SIGUE SIENDO EL EFECTIVO EL PRINCIPAL MEDIO DE PAGO?

El efectivo es, con diferencia, el medio de pago más utilizado en los puntos de venta, como tiendas, gasolineras y máquinas expendedoras. En 2016, el 79 % de las operaciones realizadas en la zona del euro se hizo con efectivo, frente a solo el 19 % con tarjeta1. El uso del efectivo es incluso más corriente en los mercadillos (90 % de las operaciones, que representan el 81 % en términos de valor), bares y restaurantes (90 % de las operaciones, que representan el 76 % en términos de valor).

 

¿POR QUÉ EL EFECTIVO TIENE CARACTERÍSTICAS ÚNICAS?

  • Es inclusivo, es decir, las personas sin acceso, o con acceso limitado, a cuentas bancarias pueden realizar pagos.
  • Permite controlar mejor los niveles de gasto y de deuda personales.
  • Es una forma de pago anónima.
  • Puede utilizarse en caso de fallo de los sistemas de pago electrónicos.
  • Permite la liquidación inmediata de las operaciones en el momento en que el efectivo cambia de manos.
  • Asegura la competencia entre diversos instrumentos de pago minoristas y contribuye a una fijación de precios competitiva de otros instrumentos de pago minoristas.
  • Es el único instrumento de pago que da al público acceso directo al dinero de banco central.

 

DISCURSOS Y CITAS SOBRE EL EFECTIVO Y LOS BILLETES EN EUROS

Discurso de bienvenida pronunciado por Mario Draghi, presidente del BCE, en el evento celebrado con ocasión de la emisión del nuevo billete de 50€, Fráncfort del Meno, 4 de abril de 2017
«Aunque los pagos electrónicos gozan cada vez de mayor popularidad, el efectivo sigue siendo nuestro medio de pago más utilizado. […] Más del 75 % de los pagos en puntos de venta en la zona del euro se realizan en efectivo, lo que, en valor, representa algo más de la mitad del total de las
operaciones. Esto demuestra que incluso en la era digital, el efectivo sigue siendo esencial en nuestra economía».


Discurso pronunciado por Yves Mersch, miembro del Comité Ejecutivo del BCE, en el «4th Bargeldsymposium of the Deutsche Bundesbank», Fráncfort del Meno, 14 de febrero de 2018 (disponible en alemán e inglés)
«El efectivo permite el anonimato y, en consecuencia, salvaguarda derechos fundamentales. […] Los ciudadanos pueden usar el efectivo para ejercitar sus derechos fundamentales sin que el Estado u otros terceros puedan detectar inmediatamente las operaciones financieras asociadas».


Artículo de opinión de Yves Mersch, miembro del Comité Ejecutivo del BCE, para Project Syndicate
«Así lo demuestra el aumento de la demanda total de efectivo, que supera el ritmo de crecimiento del PIB nominal. En los últimos cinco años, el importe de los billetes en euros y su número aumentaron en un 4,9 % y un 6,2 %, respectivamente, en tasa anual media. Este crecimiento incluye las
denominaciones utilizadas predominantemente para realizar transacciones en lugar de para ahorrar. […] El BCE seguirá imprimiendo billetes. También facilitaremos el desarrollo de un mercado integrado, innovador y competitivo para las soluciones de pago minorista en la zona del euro».

 

Fuente: Banco Central Europeo